Cuellos de Pollo, 1000 gr

5,40

Materia prima para alimento para perros y gatos.

Los cuellos de pollo crujientes están llenas de huesos blandos y cartílagos. A los perros les encanta e incluso los gatos disfrutan de ellos. Ideal para iniciar a tu amigo/a en su trayecto de una alimentación natural cruda completa y equilibrada. Igualmente perros con mucha experiencia en la alimentación natural cruda no se cansan nunca de una porción de cuellos de pollo. Contienen glucosamina y condroitina natural para articulaciones sanas.

Supervisa a tu perro y gato siempre cuando juega con los huesos ya que en ocasiones pueden romper o astillarse.

Este artículo viene empaquetado, en piezas separadas y congeladas a -18ºC durante mínimo 2 semanas. Sólo debe ser suministrado crudo.

Ingredientes y nutrientes

Cuellos de Pollo (100%)

Componentes analíticos

Proteína: 15%

Aceites y grasas brutos: 22%

Humedad: 58%.

Las analíticas de productos naturales pueden variar ligeramente.

 

Preparación de la comida

Recomendamos sacar el producto de su envoltorio y descongelarlo en un refrigerador durante la noche (en un tupper). Recuerda descongelar siempre por completo y servir a temperatura ambiente.

En general, el manejo de los alimentos naturales crudos para animales de compañía es el mismo que el manejo de cualquier tipo de carne que comemos nosotros. Una vez descongelado, puede conservarse en la nevera durante 72 horas.

Sólo como alimento para animales de compañía. No guardar con la comida. Lavarse las manos y limpiar las herramientas, los utensilios y las superficies después de haber manipulado este producto.

Guía de alimentación

NO ALIMENTAR NUNCA CON HUESOS COCIDOS. Siempre supervisa a tu perro cuando está disfrutando de los huesos carnosos crudos y trata siempre de seleccionar un hueso grande para tu perro.

Si combinas los huesos carnosos crudos con los menús completos y equilibrados, pueden ser servidos 2-3 veces a la semana, todas las semanas.

Si preparas comida casera para tu perro o gato, ten en cuenta que este alimento no constituye por sí solo una dieta completa y equilibrada. Una dieta natural completa y equilibrada para perros debería de consistir principalmente en:

70% a 80% partes de animal (en gatos mínimo el 90%)

30% a 20% contenido vegetal (en gatos máximo el 10%)